• La chavala

Historias para no dormir 6

¿Quién no desea vivir en un sótano compartido con fallos de humedades, electricidad y agua? ¿Quién no pagaría por estas envidiables condiciones?

Nuestra anónima compañera pagaba por su habitación 600 euros.

Una amabilísima empresa de búsqueda de vivienda, aprovechando su desesperación al no encontrar habitación en Madrid, le brindó la oportunidad de acomodarse en una lúgubre habitación de un sótano con un precio que su sueldo ni siquiera llegaba a cubrir. Una vez instalada, cuál fue su sorpresa cuando las humedades, fallos eléctricos y de agua comenzaron a hacer la estancia más confortable.

Al dar parte de los hechos a lxs responsables de la empresa, estos le comentaron que eran conscientes de la situación pero que no podían hacer nada. Pobrecitos, ¿qué podían hacer ellxs?

“Si a finales de 2008 los menores de 30 debían destinar el 55,7% de su sueldo para poder vivir solos, ahora la cantidad supera el 94%, según el Observatorio de Emancipación.”

Lo de los alquileres en España es una puta vergüenza. Nada nuevo bajo el sol: caserxs, inmobiliarias y plataformas de búsqueda aprovechándose de gente que no tiene los medios para acomodarse dignamente en una ciudad; exigiendo cantidades desmesuradas que obligan a los jóvenes a pluriemplearse con contratos precarios o pedir ayuda a familiares o amigxs.

“Tener trabajo tampoco es garantía de una mínima solvencia económica. El 22,1% de la población joven ocupada está en riesgo de pobreza y exclusión. La tasa de emancipación es la más baja desde 2002. De 6,7 millones de jóvenes, solo 1,2 se han marchado de casa. Más del 81% continúan en el domicilio familiar.”

Nuestrxs políticxs madrileños, conscientes y responsables, nos tranquilizaban con el siguiente comunicado: “la ciudad con los alquileres más altos del país, no tendrá limitación de precios. Tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad ya han anunciado que rechazan aplicar la limitación de los precios del alquiler.”

Nos tendréis en frente, aunque sea desde el extrarradio.

0 vistas

© 2020 Todos los derechos reservados.

Un proyecto de La chavala